Cuidando tus frenos, cuidas tu seguridad

Cuidando tus frenos, cuidas tu seguridad

Comparte este artículo

Para un motociclista, pocas sensaciones se comparan con la que otorga el acelerar su máquina y escuchar el ruido del motor, pero en algún momento hay que detenerse, disminuir la velocidad para apreciar los momentos en la carretera, es ahí donde el buen estado de un sistema de frenos cobra gran importancia. Por tu seguridad y la de los demás, debes realizar mantenimiento continuo a tu moto para garantizar que esté en óptimas condiciones y puedas rodar con tranquilidad por la vía.

Primero debes saber que existen dos tipos de frenos: de disco y de tambor; estos pueden combinarse o ser de un solo tipo en tu moto, pero sin importar cual de estos sean, es relevante que los revises cada cierto tiempo.

¿Qué tipo de freno tiene tú moto?

Un motero apasionado debe conocer su moto a la perfección, conocer cada uno de sus componentes y su función, por ende también debe comprender qué tipo de frenos tiene su máquina.

Frenos de disco

Actualmente este es el sistema de frenado más común en las motos de alto y mediano cilindraje, su funcionamiento inicia cuando el piloto presiona la palanca de frenos, esto hace que se active una bomba hidráulica que conduce el líquido de frenos hacia las pinzas; la presión de este líquido, hace que actúen los pistones que empujan las pastillas generando de esta forma fricción contra el disco del freno logrando que la moto desacelere.

Frenos de tambor

Normalmente este tipo se usa en motos de bajo cilindraje y funciona al accionar la palanca de frenos, bajo el efecto de la presión del líquido de frenos, se abren las mordazas cuyo revestimiento crea la fricción necesaria en el interior del tambor para que la moto se detenga.

¿Cómo cuidar los frenos de tu moto?

Ya que sabes que tipo de frenos tiene tu moto, ahora te explicamos cómo cuidar de cada uno. Para conservar en buen estado los frenos de disco debes empezar por lo básico, revisar que estos no estén desgastados, ya que la fricción entre las pastillas y el disco va generando que se deterioren con el tiempo, pero ¿cómo saber que están desgastados? Si alguno de los componentes del sistema de frenos se encuentra en mal estado, se generan ruidos o vibraciones que te ayudarán a identificar este desgaste, eso significa que es hora de cambiar la pastilla o el disco.

Pero el cuidado de este tipo de frenos no termina ahí, también es indispensable realizar una limpieza adecuada, pues la grasa y el polvo incrustados en estos, puede hacer que pierdan adherencia y reducir su vida útil. Para mantenerlos relucientes, solo debes aplicar jabón desengrasante, frotar y enjuagar con suficiente agua, después de secarlos estarán listos para usar.

Por otro lado, para realizar el mantenimiento de los frenos de tambor, debes regular la tensión del cable hasta que el tacto y la frenada sean los apropiados. Su limpieza también es igual de importante, aunque un poco más compleja, ya que debes desmontar la llanta y limpiar las pistas de contacto de estas con una lija. 

Haz que tus frenos duren más siguiendo estos consejos

  1. Revisa y cambia regularmente el líquido de frenos: si manejas a diario tu moto en la ciudad o viajas constantemente por carretera, debes cambiar el líquido de frenos según lo indique el fabricante en el manual de tu moto, no importa si son de disco o de tambor. Esta revisión y cambio constante evitará que tu máquina pierda fluido de frenos, ya que quedarte sin líquido te hará perder control sobre los mismos en una situación en la que necesites reducir la velocidad o detenerte de manera inmediata.
  1. Cambia las pastillas a su tiempo: en los frenos de disco, es fácil ver el desgaste de las pastillas, debe mirar una ranura que tienen en su superficie, cuando la ranura comienza a desaparecer es momento de reemplazarlas.
  1. Moderar el uso del freno es tus rodadas:  en el caso de los frenos de tambor, puedes ayudarle un poco a tus frenos intentando en un trayecto normal, en el que no necesites frenar en su totalidad, hacer más suave y gradual la compresión en la palanca del freno delantero.
  1. Dos frenos trabajan mejor que uno: te recomendamos iniciar con el proceso de frenado accionando el trasero y luego el delantero, o ambos al mismo tiempo, de esta forma no recargas toda la tensión sobre un solo freno para detenerse, esto disminuye el desgaste.
  1. Prueba tus frenos antes de arrancar: ya sea que estés estrenando moto o le hayas realizado mantenimiento, es importante que antes de salir a rodar pruebes los frenos en una carretera amplia y segura, preferiblemente que sea poco transitada. Si te interesa conocer más acerca del mantenimiento de las motos aquí.

Ahora que sabes cómo cuidar y limpiar tus frenos para que siempre estén listos para recorrer las calles, te invitamos a visitar nuestros centros de servicios autorizados para que realices el mantenimiento preventivo de tu moto.

Entradas por marca

Tema

Comparte este artículo

Más para explorar

Feria de las dos ruedas 2024: Auteco se robó el show con su lanzamiento, novedades y entretenimiento

Feria de las dos ruedas 2024: Auteco se robó el show con su lanzamiento, novedades y entretenimiento

Luego de un año largo de espera, la Feria de las 2 ruedas regresó a la ciudad de Medellín desde el 02…
La nueva Apache RTR 310, ¡La moto irreverente para el freestyler urbano!

La nueva Apache RTR 310, ¡La moto irreverente para el freestyler urbano!

En un mundo donde la velocidad es sinónimo de libertad y el asfalto es nuestra mayor compañía, nace la nueva…
Conoce las características y diferencias de los frenos ABS y CBS

Conoce las características y diferencias de los frenos ABS y CBS

¿Alguna vez te has preguntado cómo es que tu motocicleta se detiene en seco cuando pisas el freno? La respuesta…
Abrir chat
Hola, quisiera recibir más información de Auteco SAS.
Spin AUD offers a unique experience where every spin brings you closer to your dreams. Similar to choosing the perfect vehicle at Auteco, choosing to play at SpinAUD Casino promises you not only fun but also a chance to win. Immerse yourself in a world where every spin of the wheel can change your life.